16 diciembre, 2018, Dom

Medianero: “no ver la fundación Caja Rural en manos moteñas en 2016 lo sentiría como un robo”

El máximo responsable de la formación ha analizado la situación de las demandas interpuestas por la Plataforma Queremos Nuestra Caja en relación con la propia entidad y su obra social (Fundación Caja Rural)

Medianero: “Yo sé quién ha construido el capital de la Fundación Caja Rural y, lógicamente, lo siento como un robo si no está en nuestras manos, como le pasa a la mayoría de mis vecinos, por no decir a todos y todas.”

El máximo responsable de IU en Mota del Cuervo, y actual teniente de alcalde de la localidad, ha analizado la situación de las demandas abiertas respecto a la entidad local de crédito (Caja Rural de Mota del Cuervo) y su Fundación. Medianero ha destacado, en un primer momento, que espera que en este 2016 se resuelva, al menos, “la cuestión legal de la Fundación Caja Rural para que las y los moteños puedan recuperar el control de su esfuerzo y trabajo durante décadas.”

“Obviamente, no valoro ninguna otra alternativa que no sea que los y las moteñas, en un primer momento representados democráticamente por su ayuntamiento, recuperen la gestión total de todos y cada uno de los bienes que pertenecían a la Caja Rural (por tanto se habían conseguido con el esfuerzo ahorrador de los moteños durante décadas) y que se pasaron a dicha Fundación para evitar justamente esto.”

Medianero ha sido muy claro al describir cómo se siente esta cuestión: “en mi opinión, de no suceder lo que estoy comentando yo sentiría en mi ser que me han quitado algo, un robo. Es una sensación, obviamente, pero me temo que es compartida por las y los moteños. No son pocos los que pueden opinar una cosa u otra con respecto a la entidad de crédito y su situación (personalmente creo que la situación no requería la inmediata intervención y venta, pero que era una decisión tomada de antemano, premeditada por tanto, y que contó con valiosos colaboradores.)”

“Como es lógico, yo  no valoro legalmente estas cuestiones, pero es difícil entender cómo es posible que porque se compre una entidad financiera, y sin más referencia, se adjudique una empresa la gestión de una Fundación y, más aun, cuando hay una institución como el Ayuntamiento, cómo sí sucede hoy, dispuesta a gestionarla y servir de puente a la situación que tenga que producirse.”