11 diciembre, 2017, Lun

El Centro de Salud: Una deuda histórica con Mota del Cuervo

La administración sanitaria tiene contraída una deuda histórica con Mota del Cuervo en forma de inversión en infraestructura que, durante más de 30 años, se ha ahorrado al antiguo INSALUD y después el SESCAM.  Se llama Centro de Salud y es la inversión que, pese a los planes en infraestructura desarrollados en la Región durante muchos años, nunca figuró en las previsiones y prioridades de la administración sanitaria para Mota del Cuervo. Fue el esfuerzo de su Ayuntamiento, con la colaboración de Caja Rural de Mota del Cuervo, la que propició una notable mejora en los años 80, facilitándole al INSALUD un edificio digno donde albergar el servicio de salud.  Probablemente, si tradujéramos a números actuales dicha deuda los expertos financieros podrían calcularnos, con precisión, lo que supondría el financiamiento de una inversión de entre 3 o 4 millones de euros a 30 años y a ello añadirle la estimación en costes de desplazamientos y asistencia en hospitales que podrían haberse evitado de haber contado, en los últimos años, con un nuevo Centro de Salud y los equipamientos adecuados. Pero no es cuestión de números, la salud es lo primero reza el dicho popular.jose vicente mota centro salud

La paciencia de los Moteños ha sido extremada. Hace ya 8 años, las y los vecinos firmaron multitudinariamente reclamando la ejecución de esta infraestructura. Su Ayuntamiento, haciéndose eco de aquella reivindicación, trasladó a la Consejería de Sanidad la demanda del vecindario y expresó su disposición al Sescam en la cesión de los terrenos para la construcción del nuevo centro. Terrenos amplios para la construcción, futuras ampliaciones o especialidades y espacios adecuados para aparcamientos y servicios,  además de una buena conexión con las vías de comunicación con el hospital de referencia y el helipuerto municipal, eran las indicaciones que se hacían desde la Consejería para definir una buena ubicación de la parcela. En junio de 2009 el Ayuntamiento, tras someterlo a la consideración del Consejo de Salud, adoptaba el acuerdo plenario para la cesión de los terrenos en una ubicación que cumplía con aquellas indicaciones.

Pero el cambio político en la región paralizó todas la inversiones y proyectos para Mota del Cuervo no solo en materia sanitaria. Todos, absolutamente todos los proyectos fueron bloqueados, incluso algunos licitados  y adjudicados, como la ampliación de la depuradora municipal con una inversión de más de 4 millones de euros o con el convenio firmado y el proyecto redactado, como la Piscina Climatizada, con una inversión de 2 millones de euros o el cauce de prevención de inundaciones, con el proyecto redactado por el Ministerio de Medioambiente, del que tampoco hemos vuelto a saber.

Mota del Cuervo está recuperando el pulso. Recuperarnos de 4 años de descontrol y ostracismo no ha sido fácil. Durante estos dos años se han puesto en orden las cuentas, que no reflejaban la imagen fiel de la realidad económica del consistorio según lo confirman estudios técnicos de expertos en hacienda local.  El oscurantismo y la manipulación servían de base para no realizar inversiones, dejar de hacer planes de empleo o  no proveer puestos de trabajo, así como mantener duros recortes en los servicios que no disponían de ningún apoyo para desarrollarse.  Los problemas de liquidez por los impagos del gobierno de Cospedal pudieron solventarse gracias a la fortaleza y solvencia del consistorio, lo que le permitió obtener la financiación necesaria de las entidades bancarias, y ello pese a las manipulaciones y embustes políticos sobre la deuda. Pero sin embargo se hizo sufrir innecesariamente a pequeños proveedores retrasando los pagos y sometiéndose a los planes de ajuste, a la vez que se empeoraban los servicios municipales con los recortes y, paradójicamente, se incumplía la regla de gasto. Se infligió así un sufrimiento innecesario a las y los vecinos y especialmente a los más desfavorecidos o golpeados por la crisis y el desempleo, a los que también se subían los impuestos  municipales.

Aquella etapa oscura y perniciosa tuvo como guinda final la expropiación de la joya de la corona moteña que, con el impulso del gobierno estatal, la complacencia autonómica y la quietud del gobierno local, todos del mismo partido, fue arrebatada de manos moteñas.  Resulta paradójico que los mismos que dan por perdidos más de  40.000 millones de euros en el rescate financiero, no encontraran solo  5 para aplicar medidas de atención temprana  e implementar un plan de viabilidad para la caja y, sin embargo, decidieran arrebatar su cooperativa de crédito a Mota del Cuervo de aquel modo tan virulento, urgente y desproporcionado. Nuestra pequeña caja era capaz de contagiar a todo el sistema financiero decían para justificarse, sin pestañear y sin que se les cayese la cara de vergüenza. No lo olvidaremos, ni nosotros, ni unas cuantas generaciones de moteños y moteñas.

Recuperarnos no ha sido fácil.  Pero debemos ya reconstruir el optimismo y la esperanza. Mota del Cuervo ha comenzado a recuperar el ritmo. Reconstruir Mota comprometíamos, y es el camino que estamos recorriendo. La colaboración de las formaciones políticas en el seno del equipo de gobierno ha comenzado a dar sus frutos y desde IU empujamos siempre para el cumplimiento de los acuerdos de gobierno y avance de los proyectos comprometidos.  El nuevo Centro de Salud de Mota del Cuervo es un proyecto prioritario, porque es de justicia para nuestro pueblo y necesario para nuestros vecinos y vecinas. Una deuda histórica que debería saldarse en el menor plazo posible. Por ello hemos recibido con esperanza y optimismo que el borrador de presupuestos regionales consigne créditos para la redacción del proyecto del nuevo centro de Salud que esperamos que pronto sea una realidad.

 

José Vicente Mota de la Fuente

Concejal de Izquierda Unida de Mota del Cuervo