17 agosto, 2018, Vie

Comunicado sobre la instalación de antena de telefonía móvil

Tras haber sido autorizada la instalación de una antena de telefonía móvil dentro del casco urbano del municipio, en la Carretera de Pedro Muñoz, y ante las informaciones recibidas y la “alarma social” que está generando entre el vecindario, el grupo municipal de Izquierda Unida de Mota del Cuervo INFORMA:

PRIMERO.- La instalación ha sido autorizada por Decreto de Alcaldía, sin que haya participado en la toma de decisión ningún miembro del grupo de Izquierda Unida, ni antes ni después de la ruptura del pacto de gobierno con el PSOE. Ante las torticeras y mezquinas acusaciones que se han vertido anónimamente, tenemos que desmentir que el portavoz de nuestro Grupo Municipal, Jacobo Medianero, haya participado en la adopción de acuerdos ni en la tramitación del procedimiento, su deber de abstención se lo impedía y así lo ha cumplido escrupulosamente, por exigencia además de la conducta ética exigible a nuestros cargos públicos en IU. El acuerdo ha sido adoptado por el Alcalde, sin esperar al dictamen de la Comisión Informativa de Urbanismo, que había pedido, a propuesta del Partido Popular, que los técnicos municipales hiciesen consultas sobre la ubicación y la posibilidad de ser instalada en el edificio del silo, donde ya existen otras instalaciones de este tipo.

SEGUNDO.- La elección de la ubicación ha sido completamente ajena al Ayuntamiento y ha respondido a las cuestiones técnicas de la empresa que la instala para ofrecer el correcto servicio de cobertura de datos en el municipio. En todo caso, las decisiones que legítimamente toma un propietario en defensa de sus intereses y dentro de la ley, deben encajarse con el interés público y general, correspondiendo al Ayuntamiento apreciar o no dicha circunstancia en base a informes técnicos y jurídicos.

TERCERO.- Según hemos sido informados, la licencia ha sido otorgada sin haber sido sometida a ningún tipo de consultas o procedimiento de alegaciones. Entendemos,  y es evidente dada la preocupación mostrada por el vecindario, que dicha instalación, por las afecciones e impactos que puede generar en el entorno urbano, debería al menos, haber sido sometida a un proceso de alegaciones del vecindario.  Los vecinos están en su derecho de promover la Iniciativa Popular para paralizar la ejecución de dicha instalación y que el procedimiento se realice correctamente y por ello, apoyaremos sus pretensiones para que sus derechos a participar en los asuntos públicos sean respetados.

CUARTO.- Entendemos la preocupación que se ha generado entre los vecinos y, pese a que los estudios sobre las afecciones de estas instalaciones en la salud no hayan sido demostrados, consideramos oportuno que se constituya una comisión técnica de estudio sobre las mismas y se paralice la ejecución de esta instalación provisionalmente en tanto quede acreditado y comprobado este extremo.

QUINTO.- Como solución a la problemática de las afecciones e impactos que dichas instalaciones pueden generar en el casco urbano, consideramos que debe realizarse el estudio de coberturas de servicio del conjunto de municipio y, si ello fuese posible técnicamente, sin menoscabo del servicio que precisan recibir vecinos, comercios y empresas, se proceda al traslado de todas instalaciones a lugares no residenciales fuera del casco urbano.

SEXTO.- Propondremos la modificación de las ordenanzas urbanísticas para que, en todo caso este tipo de instalaciones, sean sometidas a un procedimiento de consultas e información pública, a fin de evitar que puedan concederse nuevas licencias sin escuchar previamente a los vecinos.